Estructuras sedimentarias y kársticas en la Sierra de Andía (Navarra)

En este artículo voy a repasar algunas de las principales estructuras geológicas que se pueden encontrar en la Sierra de Andía. Uno de las rutas más fáciles y bellas que se pueden realizar en este paraje es la que parte de de la localidad de Lezáun y que a través de un sendero señalizado (es el PR NA-183) permite acceder a las inmediaciones de la ermita de la Trinidad de Iturgoyen.

En el mapa geológico tomado de la página web del Gobierno de Navarra y que está representado a escala 1:25.000, se ha marcado la ruta con una línea de color azul, y la ermita de la Trinidad de Iturgoyen con un punto del mismo color.

Todo el sendero discurre a través de los mismos materiales geológicos, por lo que están representados con el mismo color en el mapa. Son las calizas bioclásticas del Luteciense medio – Bartoniense inferior (Eoceno) [1] . Los componentes principales de las calcarenitas son macroforaminíferos (en su mayor parte discocyclinas y nummulites, algunos de gran tamaño), algas rojas y briozoos (muy retrabajados). Como rasgo destacado, frecuentemente presentan estratificación cruzada planar y en surco de mediana a gran escala. La diferencia entre una y otra radica en el espesor de los set. Así, en la estratificación a mediana escala los set tienen un espesor de 5 cm a 2 m, mientras que en la de gran escala pueden alcanzar hasta los 8 metros de espesor. Un set constituye un estrato con un ordenamiento interno de láminas cruzadas que presentan similares características (en lo que se refiere a morfología de las láminas y a su ángulo de buzamiento respecto el muro del set).

En la fotografía superior aparecen dos set, el inferior cuyo muro no es visible, y el superior que corta a las láminas del set inferior con diferente ángulo, pero cuyo techo tampoco es visible, por lo que su espesor en el afloramiento es pequeño.

En esta imagen aparecen dos set de estratificación cruzada planar, separados por un nuevo set de estratificación paralela. Tanto este último set (denominado bottomset), como el set superior de estratificación cruzada planar (denominado foreset), constituyen un cuerpo estratigráfico o barra de extensión decamétrica. En el bottomset, las láminas son onduladas y paralelas entre sí y paralelas al muro del bottomset. En cambio, en el foreset, las láminas son paralelas entre sí, pero están inclinadas respecto al muro del foreset. Por su inclinación, se asignan a láminas de ángulo intermedio (buzamiento entre 12º y 30º) y por su forma corresponden a láminas tangenciales (láminas rectas, excepto en su base, donde se convierten en asintóticas).

Payros et al. (1996)[1] y Payros (1997) han interpretado las calcarenitas como sedimentos de plataforma somera abierta. Su ordenamiento interno según estratificaciones cruzadas planares se deben a la acción semicontinua de tormentas.

Para poder asegurar el tipo de estratificación de que se trata (en este caso estratificación cruzada planar), se deben buscar afloramientos en los que se puedan observar direcciones perpendiculares entre sí. En este afloramiento es fácil de observar gracias al relieve ruiniforme que se ha formado en las calizas por disolución a favor de las diaclasas.

Con esto, enlazo con el siguiente tema de este artículo, a saber, el relieve kárstico desarrollado en la superficie suavemente inclinada de las cumbres de la Sierra de Andía próximas a la ermita de la Trinidad de Iturgoyen. Se pueden observar, además del relieve ruiniforme de la fotografía anterior, lapiaces y dolinas.

Los lapiaces son formas superficiales de disolución, que muestran una morfología generalmente linear.

Una dolina, como la de la imagen, es una depresión de tamaño métrico o decamétrico y de contorno circular o elíptico, formado por disolución de las calizas centrada en un punto. En su fondo puede estar conectada con un sistema kárstico subterráneo a través de una sima, aunque muchas de ellas se encuentran rellenadas de sedimentos arcillosos que constituyen la parte insoluble de las antiguas rocas calcáreas.

Bibliografía:

[1] Payros, A., Pujalte, V., Baceta, J.I., Orue-Etxebarria, X., Serra-Kiel, J. & Trave, A. (1996). Las calizas eocenas del oeste de Navarra: revisión, redefinición y nueva interpretación de sus unidades estratigráficas. Príncipe de Viana-Suplemento de Ciencias, vol. 14-15, p. 137-153.

~ por tectonicadeplacas en septiembre 28, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: