Relieve granítico en la Pedriza

La Pedriza del Manzanares, o simplemente la Pedriza, es un macizo granítico situada en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama. Las numerosas formas del relieve que se pueden observar en este entorno, otorgan a este pequeño macizo un lugar destacado en el estudio de la morfología granítica en España.

En este artículo voy a describir el espectacular relieve granítico que se puede observar a lo largo de la ruta que desde el aparcamiento del Tranco alcanza la cima más emblemática de la Pedriza, el Yelmo (1714 m), tras pasar por la Gran Cañada y el collado de la Encina.

Al poco de comenzar a andar, una vez superadas las escaleras de piedra que hay a la derecha del edificio de Casa Julián, empiezan a aparecer las primeras formas graníticas, como las que aparecen en la fotografía de la izquierda.

Lo primero que destaca en la imagen es un gran bolo granítico, es decir una roca granítica de formas redondeadas. Se cree que los bolos se originan en el subsuelo, en un ambiente edáfico, en el que el agua acumulada en el suelo se introduce por las grietas o diaclasas del granito, produciendo su meteorización.

En este bolo se aprecian además, unas pequeñas incisiones verticales en su pared. Son las denominadas acanaladuras y se forman por el efecto erosivo del escurrimiento del agua de lluvia a lo largo de una pendiente pronunciada.

Diaclasas verticales, horizontales y oblicuasLas grietas o diaclasas del granito constituyen las vías de entrada del agua meteórica al interior del macizo. A través de ellas se produce la meteorización de la roca, originándose un proceso de hidrólisis de los minerales constituyentes, fundamentalmente feldespatos (tanto potásicos como plagioclasas) y micas. El cuarzo, al ser más resistente a la hidrólisis, permanece como mineral residual, acumulándose en las depresiones y en el fondo de las propias diaclasas, para formar la típica arena granítica o lehm. En el ejemplo de la fotografía se aprecia la distinta orientación que pueden tomar las diaclasas en un granito. Se observan diaclasas verticales, horizontales y oblicuas, las cuales individualizan bloques inalterados, ya que la meteorización se concentra a lo largo de las diaclasas y no penetra en el interior del bloque debido a ciertas características del granito como su baja porosidad y permeabilidad primarias.

Placas del Tranco

Siguiendo el camino hacia el Yelmo, aparece al poco tiempo una forma del relieve característica de los granitos. Es un lanchar o llambría, es decir una superficie rocosa curva e inclinada. Las llambrías se forman a partir de diaclasas curvas. Su origen en los granitos sigue generando cierta polémica. Muchos autores creen que se debe a un efecto de descompresión de la roca al acercarse a la superficie terrestre por efecto de la erosión y desmantelamiento de las masas de roca suprayacentes.

La existencia de varias diaclasas curvas, paralelas y poco espaciadas entre sí, da lugar a fragmentos de roca en forma de capas de cebolla a punto de despegarse del lanchar principal, tal y como se puede observar en la imagen superior. Estas llambrías de la fotografía se conocen como Placas del Tranco y son un lugar muy frecuentado por los escaladores.

Continuando el ascenso entre jaras, se llega a un lugar desde donde echando un vistazo hacia atrás se puede contemplar una masa granítica formada por varias llambrías, bloques y bolos superpuestos en un aparente caos, que sin embargo adquiere una forma aproximada de domo, del cual toma su nombre. Más tarde hablaré de esta estructura, el domo granítico, pero he de adelantar que es una gran masa rocosa de contorno curvo casi liso que está constituido por un conjunto de lanchas. La progresiva erosión de estas estructuras da lugar a este caos de bloques, llambrías y bolos que se denomina berrocal y no es más que un domo degradado.

Un poco más arriba aparece una roca de granito en un aparente equilibrio inestable sobre otras rocas. A esta peculiar estructura, característica del relieve granítico, se le denomina piedra caballera.

En su origen han intervenido dos procesos, una intensa meteorización bajo un manto de alteración desarrollado a partir de las diaclasas del granito, y el transporte o evacuación del material suelto (arena granítica) que queda como material residual y que conforma dicho manto de alteración. Al final del proceso queda exhumada la roca fresca, no meteorizada, en la que destacan cierto bloques o bolos, formando las piedras caballeras, debido a que han sido más resistentes a la alteración. Por lo tanto, estas estructuras no han sufrido transporte sino que permanecen “in situ”, en su lugar de origen.

Ejemplo de nava

Tras varios minutos de duro ascenso se alcanza la Gran Cañada, un área plana que rapidamente se abandona hacia la izquierda para comenzar un nuevo repecho camino del Yelmo.

La Gran Cañada constituye un claro ejemplo de nava en un paisaje granítico. La nava es una zona deprimida, más o menos llana, que se encuentra rellenada de un manto de alteración procedente de la roca granítica subyacente. La extensión de la Gran Cañada hace suponer un espesor considerable del manto de alteración, con un frente de alteración situado a varios metros de profundidad.

La porosidad y permeabilidad del manto de alteración es muy elevada al estar constituido por una material arenoso rico en cuarzo, por lo que constituyen zonas de acumulación de agua (agua edáfica). El agua retenida actúa sobre la roca fresca situada bajo la nava provocando una meteorización química de mayor envergadura que la que se produce sobre la roca fresca que aflora en superficie. Es decir, en los relieves graníticos se origina una alteración diferencial, mucho mayor en el granito enterrado por un manto de alteración que en el que aflora.

Además, tal y como se observa en la fotografía, desde la Gran Cañada se pueden observar varios ejemplos de berrocales o domos degradados.

Depresiones formadas por meteorización química

Una vez superado un fuerte repecho, se llega a una zona de menor pendiente donde aparecen nuevas formas graníticas. Una de ellas es de pequeño tamaño y se originan en las superficies de roca horizontales o casi horizontales. Me refiero a los pilancones, pequeñas depresiones de tamaño variable y de contorno muchas veces circular o elíptico. Se originan por la acumulación del agua en pequeñas irregularidades de la superficie rocosa, provocando que actúe el proceso de hidrólisis o descomposición de alguno de los minerales del granito, como los feldespatos y las micas. Parte del material alterado puede evacuarse disuelto en el agua que rebosa, mientras que otra parte, como los granos de cuarzo, lo harán en estado sólido. Como consecuencia, las pequeñas irregularidades se irán haciendo progresivamente más grandes y profundas para terminar originando un pilancón.

En la fotografía superior se observan varios pilancones en primer plano, mientras que al fondo aparece la localidad de Manzanares el Real. A media altura asoma parte de la Gran Cañada.

Tras otro fuerte repecho, un poco antes de alcanzar el collado de la encina, aparece una forma granítica conocida como abrigo. Este abrigo se localiza entre dos masas graníticas superpuestas, limitadas por una diaclasa horizontal (o por un conjunto de diaclasas horizontales y poco espaciadas). Se originó en condiciones edáficas, bajo un manto de alteración en el que el agua acumulada en los poros produjo una meteorización diferencial, centrada a lo largo de las diaclasas horizontales. El gran tamaño del abrigo de la fotografía, de varios metros de espesor, hace suponer que en el momento de su formación, el manto de alteración tendría un gran espesor, acumulando una gran cantidad de agua. Con posterioridad, actuaría la erosión, con lo que el abrigo quedó exhumado tal y como lo vemos hoy en día.

También se observan en la imagen un gran número de acanaladuras, de las que ya he hablado al principio del artículo.

Ejemplo de berrocal o domo degradado

Tras superar el collado de la encina y ya cerca de la vertiente sur del Yelmo, se pasa bajo el Risco de las Bellotas. Este, constituye un claro ejemplo de domo parcialmente degradado dando lugar a un berrocal incipiente.

Estructura tipo dorso de ballena

Un tipo especial de domo es aquel en el que las superficies curvas que lo limitan son practicamente horizontales, inclinándose ligeramente hacia los bordes. A estos, se les denomina domos cupuliformes, y un ejemplo se puede observar en la fotografía.

Ejemplo de domo campaniforme

Por fin nos encontramos bajo la vertiente sur del Yelmo. Este es la cumbre más emblemática de la Pedriza, aunque no es la de mayor altitud, pues sólo alcanza los 1714 m. Su ascensión por la vía normal no es demasiado complicada (hay que realizar una corta trepada), aunque su vertiente sur constituye un objetivo de los escaladores por su mayor dificultad e inaccesibilidad.

Esta vertiente sur constituye un buen ejemplo de llambría o lancha, es decir, de una superficie curva que en este caso tiene además una gran pendiente. El Yelmo es un domo granítico campaniforme muy representativo. Los domos son relieves graníticos con un contorno curvo y superficies casi lisas porque están formados por varias lajas de roca limitadas por diaclasas curvas. Varios restos de lajas aparecen en su cumbre. Según Sanz Herraiz, C., 19861, constituyen los residuos de la denudación de las losas convexas que envolvían la morfoestructura.

Desde el Yelmo se obtiene unas vistas preciosas, como en esta última fotografía en la que se aprecia en primer plano otro domo campaniforme parcialmente degradado y al fondo las cumbres nevadas de Guadarrama. Es un paisaje espectacular que tenemos la obligación de proteger.

Bibliografía:

1Sanz Herraiz, C., 1986: El modelado en granitos. La Pedriza de Manzanares. In: Atlas de geomorfología, pp: 301-316

~ por tectonicadeplacas en septiembre 11, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: